9 consejos para circular en bici por la ciudad

La bicicleta es uno de nuestros grandes aliados para movernos por la ciudad. Sus beneficios son evidentes: no cuesta dinero, no contamina, no necesita plaza de aparcamiento y contribuye a mantener un mejor estado físico… Hasta aquí, todo claro. De hecho, las ciudades están cada vez más preparadas para los que escogen este transporte como su medio habitual, con carriles específicos para ellos o con una mayor oferta de bicis públicas a precios muy interesantes.

Pero ¿están los ciclistas tan preparados para circular en zonas urbanas como deberían? ¿Es recíproco el amor ciclista-ciudad-ciclista? Con estas recomendaciones podrás incrementar tu seguridad sobre las dos ruedas (y la de los que te rodean), así como mejorar el rendimiento que haces de tu bicicleta.

1. Antes de nada, deja el miedo en casa

Circular en bici por la ciudad no es una actividad de riesgo; el peligro reside en la imprudencia y en la infracción de las normas. Como ambas cosas no te definen, ¿por qué preocuparse?

2. Circula siempre por la derecha, y siempre en el centro del carril

Si te arrimas mucho al borde, la tentación de los conductores de adelantarte se multiplica. Además, los coches aparcados pueden abrir las puertas en cualquier momento y derribarte si te pillan despistado o circulas demasiado rápido. Por otro lado, parece obvio, pero te recordamos que no debes circular por la acera. Esta es para los peatones y nadie más, no lo olvides.

3. Conduce en línea recta y señaliza tus maniobras

No olvides que tus brazos son tus intermitentes; úsalos con antelación para que el resto de conductores puedan anticiparse a tus movimientos. No cuesta nada y significa mucho.

4. Ni te pases de rápido ni vayas excesivamente despacio

Las señales que ves por la calle también te aplican a ti, aunque vayas sobre dos ruedas y sin motor. Adapta tu velocidad a la de la calle por la que circulas, y a ser posible, elige las menos concurridas. En caso de circular por zona peatonal, debes hacerlo a una velocidad similar a como si fueses a pie, y debes dar siempre prioridad a los viandantes. Si hay mucha gente, mejor bájate de la bici y camina con ella al lado.

5. Hazte ver por la noche

En primer lugar, si tu bici no las incluye de serie, coloca una luz blanca en la parte delantera y una roja en la trasera, además de reflectantes. Te aconsejamos que utilices un sistema de alumbrado que funcione con pilas o dinamos con acumulador para que no se apague cuando dejes de pedalear.

6. No circules con auriculares; está prohibido por ley

Te impiden controlar al 100% lo que sucede a tu alrededor y disminuyen notablemente tu capacidad de reacción. Lo mismo sucede con el teléfono móvil; las llamadas y los whatsapps, para después.

7. Cuando aparques tu bici, utiliza un candado

Los candados más fiables son los que tienen forma de U. Además, es recomendable que contrates un seguro de responsabilidad civil para cubrir los daños que puedas ocasionar a terceros como consecuencia de tu circulación (¡esperamos que nunca tengas que dar un parte!).

8. Mantén tu bici en condiciones óptimas

Tú eres la ITV de tu bicicleta, vigila el estado de los frenos, los cambios, la dirección, las ruedas, las luces… Todos (no solo tú) ganan en seguridad y tranquilidad con este pequeño gesto.

9. Si te sientes más seguro, usa casco

Ya discutimos en un artículo anterior la obligatoriedad de llevarlo, así como sus ventajas y desventajas y las posibles alternativas para aquellos que no se muestran muy a favor de este sistema de seguridad.

Y tú, ¿añadirías algún consejo más? ¿Tienes un truco infalible para hacer de tu circulación en bici una experiencia más segura? ¿Qué es lo que más disfrutas –y lo que menos– cuando montas en bicicleta por zonas urbanas? ¡Cuéntanoslo todo!

One reply on “9 consejos para circular en bici por la ciudad

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *